Nuevo año, viejos problemas

Arranca otro año y lxs estudiantes volvemos a ser testigos de los mismos problemas de siempre: falta de oferta horaria, errores en la asignación de materias y superposición de horarios. A partir de una recolección de datos, llegamos a la conclusión de que la oferta de cursos en horarios picos (no laborables) ha disminuido un 15% en los últimos tres años.

Por otro lado, el 80% de los y las estudiantes de nuestra facultad trabaja lo que complica aún más el asunto. ¿Cómo hacemos quienes tenemos que trabajar y estudiar para poder anotarnos en las materias, si nos recortan la oferta de cursos en horarios no laborables?

¿Como se soluciona?

El centro de estudiantes es quien tiene la responsabilidad de defender nuestro derecho a poder cursar, sin embargo el mismo nos informa constantemente que la oferta de cursos aumentó. Lo/as estudiantes nos preguntamos, ¿Cuál es la oferta que aumenta? ¿Es acaso la oferta de horarios laborables? Porque quienes trabajamos solo podemos ver que cuatrimestre a cuatrimestre tenemos menos posibilidad de inscribirnos en horarios que nos permitan continuar trabajando.

Desde SOS creemos que es necesario que exista una voz distinta dentro del consejo directivo de la facultad para poder velar por nuestros derechos, y garantizar que los cursos disponibles sean cada vez más, en lugar de menos.