Propuestas por carrera

En 2017 los planes de estudio cumplen 20 años. Creemos fundamental reformar los planes y actualizar los contenidos.

SOS Economista

Como venimos señalando hace tiempo, entendemos que nuestra carrera no permite comprender la realidad en la que vivimos por estar estructurada en torno a la síntesis Neoclásica-Keynesiana, dejando a un lado teorías críticas (incluso la propia teoría de Keynes, la cual luego fue desvirtuada y es así como nos la enseñan en nuestra carrera) y el estudio específico de la realidad argentina. En este sentido, en el plan de estudios hay tan solo 3 materias de 32 que se abocan exclusivamente a estudiar nuestro país: Historia Argentina (4hs semanales), Estructura Social Argentina (2hs) y Estructura Económica Argentina (2hs). El contraste es fuerte si pensamos, por ejemplo, que entre Microeconomía I, Microeconomía II y Organización Industrial ya suman 16hs semanales. No se afirma aquí que no deba estudiarse la teoría económica ortodoxa. Por el contrario, creemos que el plan de estudios de nuestra Facultad debe ser plural, de modo que contemos con más y mejores herramientas de formación académica.

Por otro lado, a pesar de la existencia de cursos heterodoxos, lo que termina sucediendo, al no estar formalizada la pluralidad de enfoques dentro de la estructura de la carrera, es que se terminan viendo fragmentos sueltos e inconexos de otras teorías. A esto se suma la imposibilidad muchas veces de cursar en dichos cursos alternativos, por la falta de oferta de los mismos. Frente a esta realidad, ni las autoridades de la Facultad ni nuestro centro de estudiantes (conducido por Nuevo Espacio) parecen preocuparse por la actualización de la estructura de una carrera que hace 18 años no tiene ni una modificación. Al mismo tiempo, nuestra formación también carece de herramientas informáticas que nos permitan desarrollarnos en cualquiera de los ámbitos laborales (consultoría, investigación, sector público y docencia). Con esto nos referimos al manejo de planillas de cálculo, software de análisis de datos, entre otros. Esta situación no hace más que perjudicar nuestra formación académica y profesional y dificultar nuestro aprendizaje sobre la realidad que nos rodea y sobre la que pretendemos trabajar.

 

Por otra parte, a medida que se avanza en la carrera, uno se encuentra con la reducción cada vez mayor de la oferta de cursada: por ejemplo el caso de Desarrollo que cuenta con sólo 3 cursos. O el  de Macro 2, con cuatro en total. Lo mismo sucede con Historia del Pensamiento, también con 4 cursos, repitiendose en Organización Industrial y Economía Internacional. Al mismo tiempo, las opciones para cursar en otras modalidades (distancia, verano/invierno) son pocas para materias específicas de la carrera.

Propuestas:

-Actualización/reforma de nuestro plan de estudios contemplando pluralidad de escuelas de pensamientos que nos permitan comprender la realidad que vivimos e incorporar herramientas informáticas necesarias para nuestro desempeño laboral.

-Ampliación de la oferta de materias, sobretodo para Desarrollo, Macro II, Orga Industrial, Economía Internacional e Historia del Pensamiento de las cuáles hay sólo 3 o 4 cursos.

-Aumento de las materias ofrecidas en los cursos intensivos de invierno y verano.

SOS Contador

La composición de nuestro plan de estudio apunta a la formación de profesionales técnicos con una clara y marcada orientación en el sector impositivo y en el sector de auditoría, donde la estructura de los programas de las asignaturas se enfocan al ámbito privado. Este enfoque sesgado busca profesionales con un perfil meramente técnico metódico, dispuesto así por las ofertas laborales de los grandes estudios contables conocidos como “los big four”.

La falta de actualización del plan de estudios en conjunto con el enfoque hacia el sector privado, ha derivado que hoy en dia no se brinden conocimientos orientados a la contabilidad de gestión, pericia contable, diseño e implementación de sistemas contables. Asimismo se omite el enfoque en el ámbito del sector público, agropecuario, PyMes y Economía Popular; conocimientos que son sumamente necesarios para desarrollar la actividad de contador público independiente y también para participar en otro tipo de organizaciones como cooperativas, asociaciones civiles, emprendimientos productivos y fundaciones civiles, entre otros.

La falencia en el dictado de herramientas actuales necesarias para nuestra disciplina genera la necesidad de recurrir a la formación extracurricular en temáticas como liquidación de sueldos, liquidación de impuestos nacionales y locales; y herramientas informáticas contables tales como Tango, Bejerman, entre otras.

Además muchos de nuestros contenidos se repiten en más de una materia (ej: Derecho Económico I – Derecho Privado) mientras que en otros casos el tiempo de cursada resulta insuficiente para abarcar todos los contenidos (Impuestos I y II y contabilidad patrimonial).

Propuestas:

– Incorporación de formación práctica (ej: aplicativos de SIAp) y de software contables (Tango, Bejerman, etc) de forma complementaria a los contenidos mínimos de las materias.

-Ampliación del enfoque profesional contemplando el sector público, trabajo independientes, emprendimientos productivos, etc.

– Unión de los contenidos de las materias de Derecho Económico I y Derecho Privado y separación de Impuestos I y II en tres materias.

SOS Administrador/a

Nuestra carrera busca que tengamos conocimientos para gestionar organizaciones, en diferentes áreas, sobre las que podríamos actuar como profesionales.

Hoy en día, sin embargo, es difícil que en la cursada se abarquen conocimientos profundos y herramientas prácticas, que nos permitan trabajar en los diversos tipos de organizaciones que pueden existir en el ámbito profesional. Nos preparan para trabajar en grandes organizaciones que suponen departamentos bien definidos. Es decir, nuestros conocimientos en general (excepto por algunas/os profesoras/es que nos abren el panorama) están orientados a las lógicas de una gran empresa, una multinacional. O incluso a la toma de decisiones en posiciones gerenciales, cuando seguramente muy pocas personas lleguemos a ocupar esos lugares. Terminamos pensando que estudiamos “Administración de Empresas”.

Ahora bien, la realidad nos muestra que tienen un gran peso en la economía otro tipo de organizaciones (PyMES, ONG, clubes, cooperativas, sector público) o incluso emprendimientos propios y sin embargo poco aprendemos sobre estas entidades.

Para administrar eficientemente, debemos poder contar con todo el abanico de organizaciones, también contar con herramientas que nos permitan crear, de innovar, de pensar diferentes estructuras, diferentes relaciones sociales.

Propuestas:

– Aplicación práctica de contenidos teóricos (softwares de gestión y administración de proyectos).

-Incorporación de contenidos vinculados a los emprendimientos propios, administración pública, cooperativas, pymes, asociaciones civiles, etc.

-Revisión en los contenidos de la carrera, agregando perspectivas diferentes y eliminando contenidos repetitivos.

SOS Lic. en Sistemas

Una de las problemáticas mayores de nuestra carrera es que aún hoy los estudiantes seguimos programando en papel en lugar de utilizar algún soporte informático. Además, los lenguajes y tecnologías que se utilizan (principalmente Visual Basic 6) se encuentran desactualizados respecto de aquellos que actualmente se utilizan en la profesión, como por ejemplo, php y Java. Estos lenguajes informáticos son las bases lógicas que necesitamos los estudiantes de sistemas para programar.

Nuestro plan de estudios está centralmente orientado al ámbito privado ya que no contempla el análisis de flujos de información de ningún otro sector, a la vez que carece de las herramientas prácticas indispensables para nuestra formación profesional. Como consecuencia lo que nos enseñan, muchas veces no empalma con las necesidades del mercado laboral.

A lo largo de nuestra cursada, nos encontramos con que hay una escasa oferta de materias específicas de la carrera que empeora con la ausencia absoluta de cursos a distancia y casi nula en verano e invierno, además de que el material de estudio suele estar desactualizado y no resulta del todo útil para nuestra formación profesional.

Propuestas:

-Actualización y programación en soporte informático en lenguajes como php o Java.

-Utilización de los 6 gabinetes informáticos del segundo piso y/o computadoras en comodato.

-Materias específicas de la carrera en los cursos intensivos de invierno y verano y mejora en la oferta presencial.

SOS Actuario/a

Los estudiantes de actuario estamos acostumbrados a escuchar que nuestra carrera es la más difícil de la Facultad, principalmente por los altos índices de estudiantes reprobados. Sin embargo las mayores dificultades que atravesamos los estudiantes para recibirnos están vinculadas con problemas que poco tienen que ver con la disciplina propiamente dicha. Las cátedras únicas, la escasa oferta horaria (un ejemplo de ello es que existen solo 2 cursos específicos a la carrera a las 9hs y ninguno a las 21hs), la bibliografía en su gran mayoría en Inglés son situaciones comunes a quienes estudiamos la carrera. Al mismo tiempo, un tema no menor es la falta de organización de la bibliografía o mismo la ausencia de ella que aporta a que muchas veces no quede claro que entra o no en los parciales y a que haya arbitrariedades por parte de los docentes.

Nuestra carrera está enfocada principalmente en el rubro de aseguradoras y tiene poca formación práctica (necesitamos aprender de computación y programación cuando, con suerte, aprendemos excel) . De esta forma, se deja afuera la preparación para dedicarse a otras ramas de la carrera, como puede ser la seguridad social, la parte financiera, riesgo ambiental o cualquier otra disciplina que tenga una incertidumbre a valuar.

Propuestas:

– Establecer criterios claros sobre la metodología de evaluación e incorporar mecanismos de revisión de los mismos logrando evitar arbitrariedades de docentes..

– Aplicación práctica para contar con mayores herramientas, principalmente sobre computación y programación.

-Incorporación teórica de otro tipo de salidas laborales, más allá de las aseguradoras.